En el ámbito doméstico, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir nuestro estrés. Algunos de ellos pueden ya formar parte de nuestra vida; o puede ser que algunos otros no sean de aplicación en vuestro caso. Pero todos son posibles. Y todos ellos reducirán el grado de estrés de vuestra vida. Pueden existir factores y sucesos estresantes que son inevitables, pero por lo menos eliminemos los que no tienen razón de existir.

  1. Disfrutar de la relación con los que nos son próximos. Hablarles y escucharles
  2. Disponer de tiempo para estar solos cuando lo sintáis necesario, sin sentiros culpables.
  3. Asegurarse de que por lo menos uno de vuestros “hobbies” no es competitivo.
  4. No sobrepasar vuestras posibilidades financieras.
  5. Hacer pausas y vacaciones siempre que ello sea posible.
  6. Levantarse media hora antes para tener un comienzo relajado del día.
  7. Hacer de la hora de las comidas una ocasión de encuentro.
  8. Disponer de tiempo para vuestros amigos y familiares.
  9. Asegurarse de que las finanzas domésticas se resuelven con prontitud.
  10. Tratar de no vivir en una casa desordenada.

Puede que no sea posible hacer todos estos cambios en un “abrir y cerrar de ojos”, pero no hay ninguna razón por la que no podáis empezar con uno o dos de ellos y sobre todo…¡empezar hoy!

Una vez os hayáis demostrado que funcionan y que sentís menos estrés, podéis seguir poniendo en práctica otros, uno a uno.

Si lo desea, también puede contratar cualquiera de nuestros servicios para que pueda disponer de más tiempo para tí y los tuyos.

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que obtenga una mejor experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Compartir

Comparte este post con tus amigos!

Shares