El alzhéimer es la enfermedad que más casos de demencia provoca en el mundo en personas mayores de 65 años, a causa de su alto alcance y su irremediable progresión. Esta enfermedad afecta a 44 millones de personas en todo el mundo, y se prevé que en 2050 habrá alrededor de 135 millones de personas que padecerán alzhéimer, convirtiéndola en la enfermedad más importante de este siglo y evidenciando la expansión y el incremento de la población afectada.

Para las personas que sufren alzhéimer es importante intentar retrasar el desarrollo de la enfermedad lo máximo posible, y para ello es necesario llevar a cabo algunas actividades que pueden ser beneficiosas para el tratamiento de esta dolencia y con las que se retrasará el avance de los síntomas gracias a la estimulación del cerebro.

6 actividades para personas con alzhéimer

  1. Ejercicio: Cualquier tipo de ejercicio que se practique, como salir a pasear, aportará muchos beneficios al estado de ánimo y a la estimulación del paciente. Además, cualquier actividad, como barrer las hojas de la puerta de casa, que no conlleva mucho esfuerzo, puede hacer que se sienta útil e independiente.
  2. Música: La música estimulará la mente del paciente, y además le provocará emociones y le evocará recuerdos. También servirá como ejercicio intentar recordar la letra de la canción y será beneficioso para su expresión corporal.
  3. Relación con jóvenes y niños: Además de dar y necesitar mucho cariño, los enfermos de alzhéimer se verán beneficiados de interactuar con personas jóvenes. Además, conseguir contarles o enseñarles cosas a los más pequeños les hará sentir útiles y será un buen ejercicio de memoria.
  4. Lectura e imágenes: La actividad de leer y de visualizar diferentes imágenes o dibujos estimulará la mente y la imaginación de los enfermos.
  5. Juegos de mesa: Una buena manera de pasar el tiempo entre los más mayores y que suele gustarles son los juegos de mesa como las cartas o el parchís, conseguir ser capaces de seguir jugando y recordando las reglas día tras día, será una actividad de gran ayuda para ejercitar la actividad cerebral y seguir relacionándose con otras personas.
  6. Ver la tele y salir de casa: Ninguna de las dos actividades hay que abandonarla. Tanto ver la televisión como salir de excursión puede aportar beneficios para los enfermos de alzhéimer. Poder ver películas o eventos deportivos del interés del enfermo y que consigan mantener su atención será igual de favorable que poder ir a algún museo o salir a pasar una jornada al aire libre.
Quizá te interese:  Los primeros síntomas del Alzheimer