No tenga pánico, comience a toser repetida y vigorosamente, mientras busca ayuda.

Se debe hacer un respiro profundo antes de cada tosida, el toser debe ser profundo y prolongado, como cuando se produce flema desde muy profundo en el pecho.

Debe repetir una respiración y un tosido alrededor de cada dos segundos sin parar hasta que se consiga ayuda, o hasta que el corazón vuelva a latir con normalidad.

Las respiraciones profundas llevan oxigeno a los pulmones y los movimientos al toser comprimen el corazón y mantienen la sangre circulando. La presión sobre el corazón también lo ayuda a recuperar su ritmo normal. De esta manera, las potenciales victimas de un ataque al corazón pueden llegar al hospital.

No piense que usted no es propenso a un ataque al corazón si tiene menos de 25 o 30 años. Hoy en día, debido al cambio en nuestro estilo de vida, los ataques al corazón se encuentran entre grupos de gente de todas las edades.

Relacionado:  5 factores importantes para elegir correctamente un bastón

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que obtenga una mejor experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR