Ser padres es, además de una satisfacción y una grandísima experiencia vital, un reto con las dificultades que esto atañe. Además, la situación puede volverse mucho más cuesta arriba si nuestro hijo tiene alguna discapacidad física o intelectual.

Los expertos aseguran que no debemos dramatizar la situación más allá de lo que en sí comprende y aprender a lidiar con esta problemática de la mejor manera, para disfrutar todo lo que podamos de nuestro pequeño y darle así todo el cariño y atención que merece, para garantizar su máximo bienestar y felicidad.

Consejos para afrontar el reto

La Fundación Anda Conmigo sostiene que los padres han de pasar por un período de adaptación al recibir la noticia de que su hijo tiene alguna discapacidad. Es común pasar por fases psicológicas como el shock y la negación antes de aceptar la realidad que nos ha tocado vivir. En cualquier caso, el final siempre ha de ser comprender la situación y si necesitamos ayuda para ello, para muchos padres es necesario buscar ayuda psicológica para afrontarlo.

Principalmente, hay que conocer la discapacidad a través de expertos, asociaciones u otros padres con hijos en la misma situación. Que los padres comprendan la discapacidad hará más fácil la relación con sus hijos y el trato que habrán de darles.

En segundo lugar, es una clave importante darle el mismo tratamiento que a cualquier otro niño sin discapacidad, tanto por parte de los padres como por parte de su entorno: colegio, familia, amigos… Tiene que poder sentirse uno más (a través de la confianza y el cariño) y eso depende de todos.

De la misma forma que no tenemos que permitir que nadie haga de menos a nuestro hijo, tampoco podemos albergar la sobreprotección. Es necesario ayudarle en las tareas que no pueda realizar por sí mismo, pero evitar interponernos en el desarrollo de sus capacidades. El niño ganará autoestima sintiéndose capaz de desarrollar sus habilidades y destrezas.

Quizá te interese:  Ayudar a sus familiares y otros a entender la enfermedad de Alzheimer

Ayudas económicas para padres con hijos discapacitados

En España, cada Comunidad Autónoma cuenta con los organismos que regulan ayudas para la discapacidad, con lo que deberás realizar las gestiones pertinentes para conseguir el certificado de discapacidad: la prueba oficial que recoge el grado de incapacidad. Este documento es el requerido para obtener beneficios sociales, fiscales y económicos.

Igual que no hay dos personas iguales, habría infinidad de casos para valorar las ayudas posibles que podrían recibir del Estado. En primer lugar, deberías tener en cuenta las ayudas fiscales para padres con hijos con discapacidad pero el Servicio de Información sobre Discapacidad recoge en su plataforma todas las ayudas y subvenciones por temas o ámbitos.

Si quieres compartir tu opinión con nosotros, hazlo a través de los comentarios. ¡Y no olvides suscribirte!