Nuestro trabajador social tiene un papel fundamental en el Servicio de Ayuda a Domicilio promoviendo cambios, paliando situaciones y previniendo la aparición de problemas entorno a nuestros usuarios. También realiza las tareas de coordinación y gestión del servicio en el domicilio.

Nuestros trabajadores sociales, hacen un estudio de las necesidades de los usuarios, valoran la situación y la idoneidad del recurso, elaboran el plan de tareas en función de las necesidades, así como la gestión y tramitación del mismo. Una vez que está en alta el servicio, son las responsables del seguimiento y evaluación del , coordinando a las auxiliares domiciliarias.

Cuáles son las funciones de nuestro trabajador social:

  • Valorar las necesidades y recursos de la ayuda a domicilio.
  • Elaborar la programación y memoria anual del Servicio de Ayuda a Domicilio
  • Detectar, estudiar, diagnosticar los casos y proponer el tipo de servicio más adecuado a prestar en cada caso.
  • Difusión e información del servicio para la toma de decisiones

La trabajadora social antes de ofertar el servicio valorará las siguientes situaciones:

  1. Nivel de autonomía personal
  2. Situación personal y familiar
  3. Situación de la vivienda.
  4. Situación económica.
  5. Situación social.
  6. Otras circunstancias: Atención doméstica y atención persona.

Si deseas contratar nuestros servicios de Ayuda a Domicilio, puede ponerse en contacto con nosotros y evaluaremos su caso particularmente sin ningún compromiso.

Quizá te interese:  Unas 45.000 empleadas de hogar saldrán de la Seguridad Social si no piden pasar al régimen general este mes

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que obtenga una mejor experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Si te parece interesante, me harías un gran favor si me ayudas a difundirlo:

Shares