El nacimiento de un bebé es un gran acontecimiento para la familia, pero si además es la llegada del primer hijo es toda una revolución, pues cambia totalmente la vida de la pareja.

Significa el paso de ser dos a tres, de ser una pareja a ser una familia. Las prioridades cambian. Nada volverá a ser como antes. Desde el mismo momento en que la pareja se entera que está esperando su primer hijo se produce una avalancha de sentimientos, entre ilusión, alegría, emoción pero también de cierto temor ante la nueva responsabilidad de ser padres.

La llegada del primer bebé implica un cambio radical. Supone empezar a pensar en la vida junto a él, preparar el hogar para acogerle, prepararse los padres para criarlo, y asumir su nuevo rol de padres primerizos.

Ante tantos cambios, queremos seguir manteniendo nuestro hogar limpio y saludable para el más pequeño, y en muchas ocasiones, la casa “se nos viene encima”. En otras muchas ocasiones, se necesitan manos adicionales para cuidar del más pequeño, si no se tiene a más miembros de la familia cerca para ayudar.

Por todos estos cambios, Serdomas pone a tu alcance ayuda adicional, bien sea para el cuidado y la de tu casa como personal experto en el cuidado y educación de bebés.

Nos adaptamos a las necesidades que requiere el cuidado de niños a domicilio, de una forma fácil, segura y de confianza para toda la familia. Contrata ayuda externa y respira. Es tiempo de disfrutar de tu hijo recién llegado, sin que esto afecte a tu estado de pareja.

Quizá te interese:  La Comunidad de Madrid destinará 10,8 millones de euros para ayuda domiciliaria a dependientes que residen en la capital

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que obtenga una mejor experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Si te parece interesante, me harías un gran favor si me ayudas a difundirlo:

Shares