Todos pasamos por fases de sentirnos tristes o trastornados por algo, y estos sentimientos suelen desaparecer con el tiempo. Las únicas personas que realmente entienden la depresión son las que sufren de ella. Cuando usted sufre de un trastorno depresivo, cualquier tristeza, frustración o enojo hace que estos sentimientos negativos se tornen en una depresión impidiendo salir de ella.

Por ello, mostramos 10 maneras testadas que ayudan a prevenir la depresión:

1. Participe en actividades que usted disfrute

¿Cuales son tus actividades favoritas? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que has pasado tiempo haciendo algo que realmente disfrutas? Planificar el tiempo para disfrutar de las cosas que te gustan es una de las terapias cognitivas más conocidas para ayudar a prevenir y tratar la depresión. Aumentando cuántas buenas experiencias disfrutas, más feliz te sentirás.

Qué hacer: Todo el mundo es único y le gustan las diferentes actividades. Trate de pasar algún tiempo fuera, tal vez correr o caminar a su mascota, o iniciar algunas actividades que se pueden hacer en un grupo. Salir y socializar con otras personas ayudará a prevenir la depresión. 

2. Mantente conectado

Podría ser difícil hacer una llamada telefónica y es posible que no tengas ganas de ponerse en contacto con amigos o familiares, pero estaría más predispuesto a hacerlo si conociera los beneficios que tiene. El permanecer conectado con la gente que usted quiere puede marcar la diferencia.

Qué hacer: En este caso, es más importante tener relaciones de calidad que muchas amistades. Dedique tiempo a las relaciones que ha tenido durante un tiempo y gastar menos tiempo tratando de trabajar en una amistad que no va a ninguna parte.

3. Detener los pensamientos negativos

Los pensamientos negativos pueden quedar «atascados» en nuestra memoria de trabajo y es más probable que nos detengamos en nuestros problemas.  Esto puede tener una gran influencia en nuestro estado de ánimo y bienestar mental. Es importante diferenciar entre la realidad y lo que piensas que está pasando en tu cabeza.

Qué hacer: Cuando un pensamiento negativo viene a tu mente, haz tu mejor esfuerzo para bloquearlo. También puede probar otros tipos de terapia, como el yoga y la meditación Mindfulness. Aprenderá a ser más consciente de su cuerpo y sus pensamientos, lo cual puede ser de gran ayuda.

4. Elija metas intrínsecas sobre extrínsecas

Tener metas es bueno, y debe hacer metas que requieren algún esfuerzo para alcanzar. Sin embargo, la investigación ha demostrado que cuando estamos más centrados en alcanzar metas intrínsecas, es más probable que tengamos experiencias que apoyen nuestra felicidad y nuestro bienestar. Los objetivos intrínsecos son aquellos que satisfacen nuestras propias necesidades psicológicas básicas en lugar de confiar en el juicio o la aprobación de otros. Ejemplos de objetivos intrínsecos son la autoaceptación y la aptitud física. Los objetivos extrínsecos se centran en la recompensa externa y la alabanza de los demás. Ejemplos de objetivos extrínsecos son la fama y la riqueza financiera.

Qué hacer: Cuando planifique sus metas, pregúntese por qué desea lograrlas e identifíquelas para ver si son intrínsecas o extrínsecas.

5. Trate de ser más realista

Nuestra percepción de lo que sucede en nuestras vidas puede influye en nuestro estado de ánimo. Todos tenemos amigos optimistas o pesimistas, pero ¿dónde están los realistas? Ser realista significa mirar una situación desde una perspectiva externa y evaluarla como si fueras un tercero. Podría encontrar que usted piensa que está siendo realista, pero en realidad, está siendo negativo.

Qué hacer: Cuando sientas que estás molesto por un evento o una idea, piensa en ello de manera realista. Probablemente verá que las cosas no son tan malas como usted piensa.

6. Coma bien

En general, la gente tiende a comer comida basura de alto contenido calórico cuando ya se siente triste o deprimida. Es importante evitar comer alimentos basura para evitar la depresión ya que el consumo de alimentos ricos en grasas, azúcares y calorías puede aumentar el riesgo de depresión en un 51%.

Qué hacer: Pruebe alimentos ricos en vitaminas B, como semillas de girasol, pimiento verde, arroz integral, espinacas, etc., y Omega 3, como las nueces y el salmón, parecen ayudar a mejorar el estado de ánimo. Los alimentos con huevos o lactosa, nueces, verduras, frutas y cereales ricos en triptófano ayudan a evitar la depresión.

7. ¡Muévete!

Generalmente se siente mejor después de hacer ejercicio, ¿no? Eso es porque estar activo ayuda a los sistemas neurotransmisores del cerebro. El ejercicio puede ayudar a prevenir los problemas que provienen del estrés, como la ansiedad y la depresión. El ejercicio también nos ayuda a relajarnos y dormir mejor por la noche, lo que puede ayudarle a evitar el insomnio, un factor de riesgo de depresión.

Qué hacer: Comience haciendo cualquier tipo de ejercicio físico por sólo 30 minutos. Ayudará a prevenir los síntomas de depresión y liberar endorfinas, que nos ayudan a sentirnos felices. Usted no tiene que comenzar entrenando para un maratón. Trate de caminar por su vecindario durante 30 minutos para empezar. ¿No está seguro de cómo empezar a trabajar? El primer paso es salir allí!

8. Relajarse

Muchas personas saben que permanecer relajado es una buena manera de evitar la ansiedad, y lo mismo ocurre con la depresión. Estar relajado puede ayudarle a concentrarse y ordenar sus pensamientos, lo que puede ser un problema para las personas que sufren de ansiedad y / o depresión.

Qué hacer: hay muchas maneras de relajarse, y puede ser diferente para todos. Si te gusta el senderismo, tomar en una larga caminata. Si te gusta la playa, pasar el día en la playa. También puedes probar cosas como la meditación y el yoga, que pueden ayudarte a sentirte centrado y ayudarte a relajarte con el tiempo.

9. Dormir bien

Todos nos sentimos mejor después de una buena noche de sueño. Mientras dormimos, nuestro cerebro es capaz de repararse y prepararse para el día siguiente. Dormir bien es una parte esencial del aprendizaje, y puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo. Los investigadores también han descubierto que se necesita más esfuerzo para un área del cerebro conocida como la corteza cingulada anterior dorsal para modificar las respuestas emocionales que son negativas en los individuos con depresión que tienen patrones de sueño pobres.

Qué hacer: Crear horarios e intentar atenerse a ellos. Los seres humanos necesitan unas 6-8 horas de sueño por noche, así que planee llegar temprano a la cama si necesita despertarse temprano al día siguiente. Si tiene problemas para despertarse, tal vez necesite aprender cómo convertirse en una persona de la mañana.

10. Cuidar de los demás para cuidar de ti mismo

Hasta ahora, hemos hablado acerca de cómo cuidar de sí mismo, pero se ha demostrado que concentrar su tiempo en los demás y ayudar a los que lo rodean ayuda a reducir el riesgo de depresión. Las personas que participan en actividades que tienen como objetivo ayudar a otros tienen una menor posibilidad de desarrollar depresión.

Qué hacer: El voluntariado con personas o animales puede ser una gran manera de probar esto. A veces no es necesario hacer un gran gesto o compromiso. Si usted puede ir un par de veces, tendrá una mejor oportunidad de prevenir la depresión.