Muchas personas no están preparadas para enfrentar las consecuencias legales y financieras de una enfermedad grave como la enfermedad de Alzheimer . Los expertos legales y médicos alientan a las personas recientemente diagnosticadas con una enfermedad grave, en particular a una que se espera que provoque una disminución de la salud mental y física, a que examinen y actualicen sus temas financieros y de atención médica lo antes posible. Los documentos legales y financieros básicos, como un testamento, un fideicomiso en vida y directivas anticipadas , están disponibles para garantizar que se lleven a cabo las decisiones sanitarias y financieras finales de la etapa o final de la vida de la persona.

Una complicación en la enfermedad del Alzheimer es que la persona puede carecer o perder gradualmente la capacidad de pensar con claridad . Este cambio afecta su capacidad para tomar decisiones y participar en la planificación legal y financiera.

Las personas con la enfermedad de Alzheimer en etapa inicial a menudo pueden comprender muchos aspectos y consecuencias de la toma de decisiones legales. Sin embargo, los expertos legales y asesores médicos dicen que muchas formas de planificación pueden ayudar a la persona y a su familia incluso si a la persona se le diagnostica Alzheimer en etapa avanzada.

Hay muchas razones para contratar a un abogado para preparar documentos de planificación anticipada. Por ejemplo, un abogado puede ayudar a interpretar las diferentes leyes y sugerir formas de garantizar que los deseos de la persona y la familia se lleven a cabo. Es importante comprender que las leyes varían según la comunidad, y los cambios en la situación de una persona, por ejemplo, un divorcio, reubicación o muerte en la familia, pueden influir en cómo se preparan y mantienen los documentos.

Documentos legales, financieros y de planificación sanitaria

Las familias que comienzan el proceso de planificación legal deben discutir una serie de estrategias y documentos legales. Dependiendo de la situación familiar y las leyes actuales aplicables, un abogado puede presentar algunos o todos los siguientes términos y documentos para ayudar en este proceso:

  • Documentos que comunican los deseos de atención médica de alguien que ya no puede tomar decisiones de atención médica
  • Documentos que comunican la gestión financiera y los deseos del plan de sucesión de alguien que ya no puede tomar decisiones financieras
Quizá te interese:  Musicoterapia y Alzheimer

 

Instrucciones anticipadas para la atención médica

Las instrucciones anticipadas para el cuidado de la salud son documentos que comunican los deseos de atención médica de una persona con la enfermedad de Alzheimer. Estas decisiones se llevan a cabo después de que la persona ya no puede tomar decisiones. En la mayoría de los casos, estos documentos deben prepararse mientras la persona está legalmente capacitada para ejecutarlos.

Un testamento en vida registra los deseos de una persona para recibir tratamiento médico cerca del final de la vida o si la persona está permanentemente inconsciente y no puede tomar decisiones sobre el tratamiento de emergencia.

Un poder notarial duradero para el cuidado de la salud designa a una persona, a veces llamada agente o apoderado, para que tome decisiones de atención médica cuando la persona con la enfermedad de Alzheimer ya no puede hacerlo.

 

Directivas anticipadas para la gestión financiera y patrimonial

Se deben crear directivas anticipadas para el manejo financiero y de bienes mientras que la persona con Alzheimer aún puede tomar estas decisiones (a veces referidas como “tener capacidad legal” para tomar decisiones). Estas directivas pueden incluir lo siguiente:

Un testamento indica cómo se distribuirán los bienes y el patrimonio del enfermo de Alzheimer al morir. También puede especificar:

  • Arreglos para el cuidado de menores
  • Regalos
  • Fideicomisos para administrar el patrimonio
  • Funeral y / o arreglos funerarios

Los expertos dicen que la persona recién diagnosticada con Alzheimer y su familia deben moverse rápidamente para hacer o actualizar un testamento y asegurar el patrimonio.

Un poder notarial duradero para las finanzas nombra a alguien para tomar decisiones financieras cuando la persona con la enfermedad de Alzheimer ya no puede hacerlo. Puede ayudar a las personas con la enfermedad y a sus familias a evitar acciones judiciales que puedan quitarle el control de los asuntos financieros.

Quizá te interese:  Conocer a la persona que cuidamos, ¿como lograrlo?

Un fideicomiso en vida proporciona instrucciones sobre el patrimonio de la persona y designa a alguien, llamado fideicomisario, para que tenga el título de la propiedad y los fondos para los beneficiarios. El administrador sigue estas instrucciones después de que la persona con Alzheimer ya no puede manejar sus asuntos.

La persona con la enfermedad de Alzheimer también puede nombrar al fideicomisario como el apoderado de atención médica a través del poder notarial duradero para la atención médica.

Un fideicomiso en vida puede:

  • Incluye una amplia gama de propiedades
  • Proporcionar un plan detallado para la disposición de la propiedad
  • Evitar el gasto y el retraso de la legalización (en el que los tribunales establecen la validez de un testamento)
  • Indicar cómo se debe distribuir la propiedad cuando muere el último beneficiario y si el fideicomiso debe continuar beneficiando a los demás

¿Quién puede ayudar?

Los servicios sociales y empresas del sector de ayuda a domicilio no pueden actuar como asesores legales o financieros, pero pueden alentar las discusiones de planificación entre los pacientes y sus familias. Los médicos también pueden guiar a los pacientes, las familias, el equipo de atención, los abogados y los jueces con respecto a la capacidad del paciente para tomar decisiones. Medicare cubre las discusiones de planificación de atención avanzada entre los médicos y sus pacientes.

Un abogado especializado en leyes de personas mayores ayuda a las personas mayores y a las familias a interpretar las leyes implicadas, planificar cómo se llevarán a cabo sus deseos, comprender sus opciones financieras y aprender a preservar los activos financieros mientras cuida a un ser querido.

Otros consejos de planificación

Comience cuanto antes todos los trámites. La tasa de disminución difiere para cada persona con la enfermedad de Alzheimer, y su capacidad para participar en la planificación disminuirá con el tiempo. Las personas en las primeras etapas de la enfermedad pueden ser capaces de comprender los problemas, pero también pueden estar a la defensiva o emocionalmente incapaces de abordar preguntas difíciles. Recuerde que no todas las personas son diagnosticadas en una etapa temprana. La toma de decisiones ya puede ser difícil cuando se diagnostica la enfermedad de Alzheimer.

Quizá te interese:  Afeccion del Alzheimer

Revise los planes a lo largo del tiempo. Los cambios en las situaciones personales, como el divorcio, la reubicación o la muerte en la familia, y en las leyes estatales pueden afectar la forma en que se preparan y mantienen los documentos legales. Revise los planes regularmente y actualice los documentos según sea necesario.

Reduzca la ansiedad sobre el funeral y los arreglos para el entierro. La planificación anticipada para el funeral y el entierro puede proporcionar una sensación de paz y reducir la ansiedad tanto para la persona con Alzheimer como para la familia.

Resumen

Enfrentarse a la enfermedad de Alzheimer puede ser emocionalmente desgarrador para todos los interesados. Los expertos legales y médicos pueden ayudar a la persona y a la familia a responder preguntas difíciles sobre el tratamiento futuro, el cuidado y los arreglos legales.